3 errores comunes que se cometen al implementar proyectos o estrategias de marketing digital

Detrás de toda empresa exitosa se encuentra una estrategia digital para marketing y ventas bien estructurada y funcional. A pesar de que es uno de los pilares para el éxito en los negocios, es muy común que las empresas no empleen una correcta estrategia de marketing digital. Siendo esencial que esta sea planeada e implementada tomando en cuenta todo el ecosistema digital del negocio.


El ecosistema digital le sirve a al negocio para crear un entorno digital y existir online. Lo que te permite posicionarte y controlar la comunicación con los públicos a través de estimularlos con contenido e información a los diferentes puntos de contacto de la jornada de compra.


Para poder construir un ecosistema digital es esencial por su parte contar con una herramienta CRM para mercadeo y ventas, que funcione como panel de control; esto por la sencilla razón de tener todo conectado, organizado, ordenando y funcionando desde un solo lugar. Tener un CRM adecuado es un elemento muy importante para incrementar las ventas de tu empresa.


Como se hace notable, incorporar la empresa a un ecosistema digital es una parte integral del desarrollo de ésta, sin embargo, no es un tarea fácil o sencilla de realizar sino cuentas con conocimientos previos, un plan estratégico y un equipo de colaboradores preparado.


¿Estas preparado?


¿Qué crees que pasará?, será costoso, también frustrante, tomará mucho tiempo y se cometerán varios errores que tendrás que arreglar por lo que los recursos nunca alcanzan.


Sí estas por embarcarte en un proyecto de marketing digital o de implementación de CRM, esta información es para ti.


Es fundamental que conozcas los 3 errores que comúnmente se cometen en la fase de planificar y ejecutar un proyecto de alcances digitales.


Trabajando con clientes durante los últimos cinco años en Next Level Strategy hemos detectado que no haber planificado una estrategia digital, no contar con el talento y equipo humano y desconocer o no tener claro el presupuesto de un proyecto de esta envergadura puede generar perdidas de dinero que repercutan en retrasos al crecimiento de ventas, perdida de información, rotación constante de personal, equipos desintegrados, confusión en el liderazgo. En resumen, una terrible situación.


No importa el tamaño de tu negocio, implementar un ecosistema digital para el negocio es un reto para todos los colabores de la empresa que levará a cabo este proyecto. Digitalizarse es el primer paso hacia un futuro exitoso, te damos esta guía para que puedas evitar cometer estos tres errores en el camino.



1. No tener una estrategia digital clara y definida en toda su extensión

¿Cómo saber si necesitas mejorar tu estrategia digital?


Para poder establecer una correcta estrategia digital debes tener bien definidos y analizados cada uno de los siguientes factores: a)propuesta de valor, b)el perfil de la persona comprador o buyer persona, c)la jornada de compra, d) los puntos de contacto de la marca durante la jornada de compra, e) el contenido para influenciar la jornada de compra, f) estilo de comunicación y tus historias de marca, g) tu plan de contenidos, h)la tribu o comunidad de la marca, i) el CRM o sistema que integra tu embudo digital, j) el trazado de tu embudo mínimo viable, k) la presencia digital de tu marca, y l) la generación de demanda a través de medios digitales.


Una estrategia de presencia digital bien pensada va a devolverte en oro el peso de tu inversión, mientras que una superficial hará que «se te caiga el pelo».


2. No contar con talento humano alineado, capacitado, certificado y con la mentalidad correcta


Uno de los graves errores al implementar la estrategia de la presencia digital y CRM es sin duda no haber capacitado a los colaboradores. Debes saber que implementar una estrategia digital, es un proceso de aprendizaje y adecuación. Las herramientas tecnológicas simplifican el trabajo de tus colaboradores y los ayuda a ser más eficientes, pero eso no quiere decir que los beneficios se verán instantáneamente.


Además, luego de las implementaciones, configuraciones y parametrizaciones de las herramientas de trabajo tu equipo va a toparse con un entorno colaborativo completamente distinto.


La resistencia al cambio es un factor que puede hacer fracasar cualquier proyecto. Si no preparamos a la gente, y les hacemos sentirse seguros con el cambio, lo más probable es que no colaboren con el mismo y el proyecto no produzca los beneficios esperados.


El personal adecuado para dar soporte a tu proyecto digital puede estar en tu plantilla de colaboradores fijos o puede estar en outsourcing como por ejemplo en una agencia de servicios de marketing. La clave es que tengas al alcance de tu negocio toda la mezcla de talentos necesaria para poder hacer que tu proyecto de marketing alcance su potencial. También es entender que no necesitas tener contratados todos los talentos a tiempo completo ya que muchos talentos los necesitas en proporciones menores pero no quiere decir que sea fácil conseguir estos talentos en cualquier persona.


A veces simplemente toca comprender que por más que quisiéramos, el mundo de los negocios digitales es tan amplio hoy en día que no podemos esperar que una misma persona tenga tantos talentos o especialidades desarrolladas. Si hacemos honor a la verdad , no se puede esperar que la misma persona que nos hace diseño digital sea un excelente redactor de contenidos y a la vez un experto en comunidades digitales.


Es importante poner los pies en la tierra y entender que necesitamos un equipo de varias personas con diferentes especialidades y poder optar a servirnos de sus respectivos talentos de una manera organizada si de verdad aspiramos a poder tener resultados excelentes.


3. No tener conciencia y claridad sobre la inversión que debería presupuestarse

Usualmente estos proyectos consumen significativo tiempo y dinero, por lo que los directores pueden tener la necesidad de recortar el alcance o minimizar la inversión inicial. Eso no está mal, pero hay que tener cuidado en no dejar fuera procesos necesarios.


La colaboración y la integración es el nombre del juego. No porque sí, sino porque no tienes otra opción. Las habilidades digitales, analíticas y centradas en el cliente son los caminos hacia el éxito y la sostenibilidad de un negocio.


Si bien muchos todavía están tratando de familiarizarse con las redes y los negocios sociales, los desafíos del negocio digital ya van mucho más allá e involucran a todos los departamentos y funciones dentro y alrededor de la empresa. El presupuesto de marketing digital tendrá que seguir el camino hacia la integración centrada en el cliente y la habilitación de toda la empresa al cambio.


Ojo con los presupuestos generales de marketing como lo hacías en el antes e la pandemia ya que hoy día los índices de consumo de ecosistemas digitales obligan a inversiones más amplias y consideradas en el mundo digital.


Cuando asignes tus presupuestos de marketing digital, mírelo más allá de lo que tradicionalmente estás tomando en cuenta y comienza a tener un enfoque de experiencia de usuario, basado en datos y orientado al contenido el cual gira en torno al comportamiento de tus clientes.


Presupuesta basándote en la metodología del viaje del comprador en conjunto con el ciclo de vida del cliente en el más amplio sentido. Notará que hay muchas oportunidades de optimización que actualmente trabajas de forma tradicional y en donde podrías ahorrar bastante realizando procesos programados, conectados e invirtiendo en habilidades.


Pronto todos los negocios tendrán un componente cada vez mayor de negocio digital. Está bastante claro que las tecnologías digitales y sociales ahora han ingresado a todas las capas de la empresa y su ecosistema. Ignorar eso, es ignorar el futuro, el presente e incluso el pasado de la sociedad digital conectada.


El viaje del usuario es cada vez más digital y está conectado con excelentes experiencias de usuario. La naturaleza integrada de las diferentes tecnologías (y su impacto) que suceden a nuestro alrededor nos obliga a trabajar, pensar e incluso presupuestar de manera diferente. Esto no es nuevo, pero sigue siendo subestimado, especialmente en la forma en que organizamos nuestros negocios.



4 visualizaciones0 comentarios